martes, 30 de abril de 2013

Melbourne, Fl versión Familia





Está lloviendo; al escuchar el agua caer  con su gloria y calma habitual, recuerdo mi reciente viaje a Melbourne donde visite a mi familia. Melbourne es un pueblo pequeño a una hora de Orlando y allí fue donde llegue por primera vez a Estados Unidos. Es un lugar con una biodiversidad hermosa de la cual estoy segura escribiré en otra ocasión. Esta vez mi visita tuvo un propósito muy especifico, el ver a mi abuelo y a mi mami. La pasamos conversando, bailando y cocinando, así como me gusta, al estilo Colombiano. Celebramos el cumpleaños de Natalie, mi tía Claudia y el abuelo Jesús con una fiesta familiar donde no falto comida deliciosa como el inigualable arroz con coco preparado por Claudia y la magnífica ensalada de papa que prepara mi mami.

 Mi mami nos recibió con unas arepas y calentado. Calentado es un plato andino que viene en dos versiones. Arroz y frisoles del día anterior revuelto calentado con cebolla y sudado del día anterior calentado con cebolla. En Antioquia se come el calentado encima de la arepa como desayuno en las mañanas acompañado con chocolate caliente y quesito. Les tengo que decir que mi mamá prepara las arepas más perfectas que he visto. El cómo las prepara es un misterio para mí que debo descubir algún día (puedes ver la foto de comparación, jejejeje).  

Mis arepas:

Las de mi mami:



lunes, 15 de abril de 2013

Pasta con cremosa salsa de camarones y champiñones



Llego la primavera!!
Que emoción y que alegría me da  ver el sol brillando, las plantas florecer y  escuchar el canto de los pájaros cada mañana.

Nate y yo, tenemos la costumbre de salir a caminar con frecuencia desde el comienzo de la primavera hasta finales de otoño.  Este fin de semana caminamos desde nuestra casa en la Avenida Abell hasta Hampden. Al llegar a Hampden, tomamos el metro hacia el parque  Robert E. Lee donde nos encontramos con todo tipo de criaturitas como venados, peces, ranas, tortugas y pájaros, y más. El paisaje fue espectacular con flores amarillas adornando la grama y reflejándose en la quebrada Jones Falls. Caminamos un total de 16 kilómetros, llegue a la casita súper cansada pero con la gran satisfacción de haber disfrutado un día hermoso  en compañía de Nate y la naturaleza.

Hoy les traigo una receta muy sencilla y rica; consiste en una pasta con crema de champiñones y camarones. La salsa está preparada con ajo, crema de leche, champiñones y vino, una combinación que te hace chuparte los dedos!


Ingredientes:
4 cucharadas de mantequilla
227g de champiñones
2 cucharaditas de puré de ajo
1 taza de crema de leche y 1 taza de leche (Puedes usar 2 tazas de crema si deseas la salsa mas espesa)
½ taza de vino blanco (Personalmente prefiero pinot grigio)
1 cucharada de harina de trigo
1 libra de camarones
½ taza de queso gruyere rallado
16  oz de espagueti integral

Procedimiento:
Espagueti:
En una olla, ponga a hervir agua con un poco de sal. Luego añada el espagueti y cocine hasta que este blando pero sin cocinar por completo (hasta que puedas cortar un espagueti con la uña pero que lo sientas un poco durito). Por último, apaga el fogón y escurra los espaguetis.  Esto se hace con el objetivo de terminar de cocinar el espagueti en la salsa para que la pasta absorba el sabor.

Salsa de de camarones y champiñones :
En un sartén caliente, derrita 4 cucharadas de mantequilla y el puré de ajo. Mezcle suavemente y añada los champiñones. Sofría por unos cinco minutos. Agregue ¼ de taza de vino blanco, cocine por unos 2 minutos y añada la mitad de la crema y la leche. Deje cocinar por unos minutos mientras tanto, combine en una taza la otra mitad de la crema y eche, ¼ de vino y la harina de trigo. Mezcle bien hasta que la harina se disuelva en el líquido. Continúe añadiendo lentamente la mezcla con la harina a la crema que se está cocinando y revuelva muy bien. Cocine a fuego lento hasta que la crema espese. Luego añada los camarones y el queso. Por último combine la pasta con la crema y termine de cocinar los espaguetis hasta que estén blandos (unos 5 a 8 minutos más).


Follow my blog with Bloglovin

miércoles, 10 de abril de 2013

Pan con Aceitunas



Las aceitunas! Que delicia, son ricas en recetas o solas.  Oh querido Poseidón, de verdad lamento  que hallas perdido la ciudad  de Atenas en manos del  árbol de Olivo que Atenea nos regalo! Pero dime Poseidón, acaso se te olvido que el mar ya existía y no se te ocurrió que a los mortales nos gustaría tener los olivos  y sus deliciosas aceitunas? Si, ves que falta de imaginación! En fin, Gracias Atenea por el detallito. Cambiando de tema, ya que de verdad no quiero ofender a los Dioses, les cuento que las aceitunas además de ser el regalo de Atenea y  por supuesto la tierrita, el airesito, el solesito….., son súper nutritivas. Algunos de los nutrientes que encontramos en las aceitunas son  vitamina A, E, calcio y omega 3s. Como se han podido imaginar, la receta de hoy contiene… Aceitunas!
Es una pan con aceitunas el cual no necesita ser amasado pero si necesita tiempo de preparar y planeación pero no se me asusten porque es súper fácil de preparar y el producto final es delicioso. EL pan con aceitunas lo use para hacer unos sanduches con huevo frito y tocineta. Disfruten!


Ingredientes:
Pan:
3 tazas de harina de trigo integral
1/4 cucharadita de levadura
1 1/4 cucharaditas de sal
1 5/8 tazas de agua
10.2 oz (290 g) Aceitunas Kalamata
Un poco de harina de maíz para espolvorear

Para el sanduche:
1 huevo frito por sanduche
3 tocinetas por sanduche

Procedimiento: Esta receta es adaptada de la receta de Pan sin amasar del New York Times
En un tazón grande, combine la harina, levadura y sal. Añada el agua, y revuelva hasta que se mezclen muy bien. Cubra el tazón con envoltura de plástico o papel aluminio. Deje reposar la masa por 18 horas o más a temperatura ambiente (21 grados centígrados).La masa está lista cuando la superficie está llena de burbujas.

El siguiente paso consiste en espolvorear una superficie con harina, coloque la masa en esta superficie y espolvoree un poco más. Doble la masa sobre si misma unas dos o tres veces, cubra otra vez y deje reposar por 15 minutos. Espolvoree un poco más la masa y forme una bola. Cubra una toalla de algodón (no de felpa)  con harina de trigo, ponga la masa en la toalla, cubra con un poco mas de harina y cubra la masa con el resto de la toalla. Deje reposar la masa por otras 2 horas. Durante este tiempo la masa se duplicara.  En este momento añada las aceitunas  y amase hasta que las aceitunas se se incorporen en la masa del pan. Deje reposar la masa por otra hora (si desea que el pan sea más grande, repose por más tiempo). Caliente el horno a 232 grados centígrados.

Cuando el pan esté listo para hornear, espolvoree una bandeja de hornear con harina de maíz, mueva la masa del pan a la bandeja y espolvoree un poco más con la harina de maíz. Hornee a 232 grados centígrados por 10 minutos baje la temperatura a 177 grados centígrados y hornee por 20 minutos. Saque el pan del horno y deje reposar unos minutos antes de consumir.

Sanduches: Se fritan los huevos y se cocina la tocineta al gusto. Por último se forman los emparedados.